Smoothie de domingo

jueves, 4 de febrero de 2016


Como podéis imaginaros, uno de los cambios necesarios que estoy -intentando- incorporar en mi día a día con el fin de alcanzar una mejor forma de vivir, de ser y de ver la vida: es la alimentación.
Lo cierto es que desde hace mucho que siempre que estoy en casa como bien, tuve muchos problemas en el pasado con el estómago y aprendí a escuchar a mi cuerpo y darle lo que necesitaba.

Mi problema es que me gusta mucho comer fuera y los vicios en forma de vinito, copita, cervecita y, de vez en cuando, algún cigarrito. Si, lo he hecho aposta, poniéndolo en diminutivo no parece tan malo pero ya he llegado un momento en que eso es más parte de mi rutina de vida normal que de hechos aislados y momentos de celebración y eso no, no, no puede ser.

Desde que comencé con este plan de cuidarme es cierto que me siento muy mal cuando luego 'peco', me da más rabia hacerlo porque al hacer el ejercicio por la mañana me siento como si lo hubiera tirado por la borda...
Es diferente a si 'pecas' en una comida y luego vas a hacer ejercicio, entonces te dices: 'bueno, luego lo quemo'...

El caso es que mi propósito es reducir esos 'vicios culinarios y festivos' a un día a la semana en la cena del viernes o la comida del sábado para que mi actividad sanota que tanto me ha costado incorporar a mi vida no se vea dañada. De momento esto es una utopía, y celebraciones y comidas pecaminosas se suceden día si y día también y si a eso le sumamos que desde que he empezado a hacer el ejercicio estoy con un hambre voraz (¿alguien me puede decir por qué?), no puedo parar de pensar en hamburguesas, sandwiches mixtos, patatas, tartas y demás.

Por eso, hemos inventado el SMOOTHIE DE DOMINGO... ¡tachán! El limpiador de pecados del sábado noche, el resucitador, el que nos resetea el cuerpo para que podamos llegar al lunes empezando de cero.

¿Qué beneficios tiene? Limpia, quema, desintoxica y purifica. Se nota desde el momento en el que lo bebes que tu estómago empieza a arder y a partir de ahí vas al baño a eliminar tus toxinas unas cuantas veces... ;) Además te hidrata y nutre y refresca por dentro.

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:

  • 4 Kiwis
  • 2 puñados grandes de espinacas frescas
  • 1 pepino
  • 1 lima pelada
  • unas cuantas hojas de hierbabuena
  • una pizca de jengibre
  • un vaso grande de agua fría
Y como diría un healthy Jesús Puente: aaaaaa Licuar!!!!

En Amsterdam mis compis eran adictas a estos zumos verdes que combinan frutas y verduras y la verdad es que yo a este me declaro adicta. Porque además de riquísimo, noto que funciona y hace de mi cura personal, me perdona todos los pecados del sábado noche... Ok, chiste malísimo...

¡Probadlo y me contáis!


5 comentarios

  1. Uuu me has convecido. Este finde compro los ingredientes y me pongo a ello :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te prometo que no defrauda aunque tenga pinta radiactiva!

      Eliminar
  2. Tiene un color muy llamativo! Una pena que tenga alergia a la fruta! :(

    ResponderEliminar