BBG... ¡a examen! (7 semanas)

jueves, 25 de febrero de 2016


BBG o lo que es lo mismo, Bikini Body Guide, o lo que es lo mismo, Kayla Itsines, o lo que es lo mismo, los Before & After más famosos de la historia. Ya nadie es ajeno a este movimiento a estas alturas. Muchos lo tildan de marketing puro, otros de que promueve cuerpos muy delgados, otros de ser la panacea, otros de que es su mantra de vida... 
Lo que yo digo es que desde luego es algo que no deja indiferente a nadie y sinceramente, creo que ni ella misma había pensado ni en sus mejores sueños el éxito que iba a tener. Creo que es un conjunto de varios elementos los que han hecho que sea lo que es y que cada uno debe juzgarlo por sí mismo.

No os voy a contar en qué consiste que imagino que ya estaréis enteradas, os voy a contar mi propia experiencia justo ahora que he pasado el ecuador y estoy a punto de terminar con la séptima semana de las 12 que dura el programa. ¿Y en resumen? A mi me parece la hostia, con perdón de la expresión.

  • Conocí a Kayla cuando estaba en Amsterdam y mi compi de piso estaba literalmente obsesionada con los cambios. De ahí empecé a seguirla y se me empezó a despertar el gusanillo pero sin más. Cuando llegué a España me hice con las guías mientras veía como su fama crecía y crecía. Leí y leí, investigué y descubrí que a priori parecía no haber trampa ni cartón, que las chicas que lo hacían, conseguían no adelgazar solo o endurecer si no también cambiar su cuerpo a un cuerpo de infarto. Abdominales justos, piernas esculpidas, músculos marcados pero alargados, no abultados (y misteriosamente todas estaban más morenas y felices, cosa del gustarse frente al espejo, supongo...) Eso sí, cada una tardaba o 12 semanas o 24 o un año o más en conseguirlo. Lo que más me llamaba la atención era el speech que se marcaban todas en sus fotos. Que les había cambiado la vida, que nunca habían estado tan motivadas ni felices, que se autoencantaban, que estaban fuertes, etc. Interesante...
  • ¿El truco? Que no hay truco. Si consigues hacerlo junto con una alimentación sana y saludable, lo consigues. Ya está. Tres intentos me han hecho falta para conseguir engancharme porque amigas, el programita es duro de cojones narices.
  • ¿En qué fallé las otras veces? Yo no hago deporte, no soy deportista, he intentado correr, ir a zumba, ir a pilates, patinar... pero nunca, digo NUNCA, he sido deportista, ni he tenido un hábito. Estaba débil, cansada, mi corazón saltaba como un colibrí y mi respiración se asemejaba a la de un asesino en serie buscando su presa. Fallo 1: tienes que estar un poquito a punto. Hacer el pre-bbg, salir a andar, lo que sea. Yo no conseguía nunca acabar los circuitos ni plantearme en hacer la segunda vuelta de cada uno. Fallo 2: la hora del día. Después de trabajar, con anemia, cansada y bla, bla, bla. Nunca era el momento. Para mí conseguir madrugar e ir al gimnasio lo primero del día ha sido todo un descubrimiento, vas y ya lo tienes hecho. Sin duda lo que se necesita es motivación y más motivación. Es como dejar de fumar. Todo empieza en la mente. Si realmente quieres, te levantas cada día para ir al gimnasio.
  • En este aspecto diré que a mi Kayla ya me ha cambiado la vida. Dicen que se necesitan 21 días para conseguir un hábito. Pues ya llevo 7 semanas yendo al gimnasio cada mañana. Las primeras 5 semanas los lunes, miércoles y viernes y a partir de la 6ª también los martes, jueves y sábados en los que en lugar de Kayla, corro media horita. A mi señores, lo mires por donde lo mires me parece un cambio, de hecho, ahora que lo estoy escribiendo, así contado ¡me parece la leche! Si me lo cuentan hace unos meses, no me lo creo. El cambio que he dado en este sentido es un milagro, todo un logro sin duda.
  • ¿Lo mejor? Es que estoy encantada y no tengo ninguna intención de dejarlo, engancha. Eso es lo que tiene: engancha y quieres más. Ahí está el secreto. Si superas las primeras 4 semanas, puedes con ello. Aún no he acabado las 12 semanas que dura y ya sé que voy a volver a hacer otras 12 semanas más.
  • ¿Qué he notado? Sinceramente casi todo lo que he notado a estas alturas es más mental que físico. Mi autoestima está mejorando cada día, el hecho de saber que puedes hacer esto que es tan duro, que cada día mejoras, te hace pensar que puedes con todo. El ejercicio despeja la mente y me siento más segura, más motivada y más feliz. y ahora que estoy empezando a ver mejorías en el cuerpo ¡mucho más todavía!
  • En cuanto al cuerpo, a mi lo de las fotos os diré que además de darme una vergüenza horrible, no me motiva tanto... No sé si algún día si estoy buenorra en plan ¡ualaaa! será otra cosa, pero hoy por hoy, paso un poquito de hacerlas. Ese rollo carcelario de frente y de lado, saca lo peor de cada uno... También he de confesar que cuando empecé que estaba con el hierro por los suelos tenía un hambre voraz. Fui al médico y ahora ya estoy controlándolo ya que tomo suplementos de hierro y desde que he incorporado la carrera se nota algo más. A ver, no quiero que me entendáis mal, que no es nada exagerado, he bajado un kilillo si llega pero no desespero, eso sí, estoy mucho más fuerte y la piel se tersa en esas zonas que son más blandiblú y además me ha dado el fondo suficiente para poder empezar a correr otros tres días por semana lo cual ya me parece flipante.
  • De cara al futuro, espero no perder la motivación por no ver resultados a corto plazo pero tengo la mente puesta en algo que perdure en el tiempo y espero que así sean también los resultados. El esfuerzo que estoy haciendo me pide ser más sensata y no darme esos homenajes que tiran por la borda el trabajo hecho. Mi objetivo ahora es comer bien, no pasarme pero no pasar hambre. Y tengo muchas ganas de seguir y acabar las 12 semanas y ¡a ver qué pasa! Aunque tengo entendido que las 4 últimas son terribles... ¡Os contaré!
  • Una cosa muy buena que tiene es que es rápido, cambia cada día y no tienes que pensar. Llegas, haces la guía y te vas. Me parece todo un acierto para la motivación. Y mi consejo: mucho mejor en el gimnasio que en casa. Se necesitan cosas, espacio, la música te motiva, la gente te motiva... A partir de apuntarme para hacerlo en el gym supuso un antes y un después.
Y hasta aquí todos mis trucos, consejos, reflexiones y opiniones sobre el temita. Seguiré informando (espero que no haya sido muy denso). Además ya podéis seguir todas mis historietas en snapchat ¡a lo loco! Como siempre, mi perfil es bethfevrier.

¡Ánimo todos! Y a encontrar esa motivación que os haga feliz. Por cierto, la mía como siempre es la perfecta compañía ;)



- Be.

3 comentarios