martes, 26 de enero de 2016
Be water my friend

Be water my friend

martes, 26 de enero de 2016
Una de mis nuevas prácticas saludables que he incorporado a mi día a día es la de beber más agua. ¡Vaya que sorpresa! ¡Milagro! Ok, no tiene nada de raro, extraño, ni es un superalimento de esos, pero es lo más beneficioso para nuestro organismo, nuestra piel y nuestra salud. Y qué queréis que os diga, a mi me cuesta horrores... Así que estos son mis trucos para beber el agua que necesito cada día.


Cuántas veces has escuchado a la modelo o celebrity de turno decir que uno de sus secretos de belleza es beber mucho agua y dormir 8 horas, ¿miles?
Si bien es cierto que esa agua que beben no brota de la fuente de la eterna juventud, sí que posee el secreto para ayudarnos a vernos mejor, lucir una piel más jugosa y luminosa, desintoxicar nuestro organismo y ayudarnos con nuestra dieta e incluso perder esos kilitos de más.
¿Cuál es ese secreto? La hidratación. Así de fácil. Así de difícil.

Y digo difícil porque mil y una vez hemos intentado beber los míticos 2 litros de agua diarios y hemos errado en nuestro intento. Si eres de las que le cuesta llevar la botellita de agua a todas partes contigo o si por suplir esa carencia de H2O te acabas dando un atracón que te hace estar molesta e hinchada, tenemos unos trucos que te facilitaran beber el agua que necesitas cada día.

Empecemos por el principio: dos litros de agua son 8 vasitos de nada. ¿A que así suena mejor? Y 8 vasos espaciados a lo largo del día no cuesta tanto. Y si encima incluyes algún efecto sorpresa como los que te vamos a mostrar, mejor que mejor…

Así será tu horario:

-       Al levantarte: toma un vaso de agua tibia con el zumo de medio limón exprimido. Es el hábito que probablemente más beneficios aportará a tu cuerpo. El limón es el desintoxicante por excelencia y con el agua en ayunas obrará milagros en tu organismo.
-       Al desayunar: empieza a incluir un té en tu desayuno. Si es verde mejor que mejor, pero si necesitas algo más fuerte, el té negro es increíble. Nota: el café solo también cuenta pues está hecho a base de agua pero mejor, solo uno al día.
-       A media mañana: ¿quién no se toma un vasito refrescante para despejar la mente? Prueba tener una botella con rodajas de limón, lima, pepino y hierbabuena. Un placer a las 12 del medio día.
-       A la hora de comer: antes de empezar a comer bébete un vasito de agua y así no llegarás tan hambriento a la comida y saciaras las ganas de devorar a la primera. Después de comer, tómate una infusión digestiva. ¡Ya llevas más de un litro!
-       A media tarde: puedes repetir el proceso de media mañana o sustituirlo por un té verde. O hacerlo al revés, un té a media mañana y un vaso con frutas al llegar a casa.
-       A la hora de la cena: repetimos lo mismo que con la comida, solo cambia la infusión digestiva por una relajante. Así, te irás a dormir de lo más relajada.

Como ves, es instaurar un hábito en tu rutina alimentaria que te aportará más beneficios de lo que imaginas. ¿Te animas?

lunes, 18 de enero de 2016
We are what we think

We are what we think

lunes, 18 de enero de 2016


Lo puedes llamar como quieras: mindfulness (que está ahora tan de moda), liberar tu headspace, hacer afirmaciones como dice Miranda Kerr en su libro o practicar la meditación. Yo lo llamo: somos lo que pensamos.

Y mi gran objetivo de mejora en mi nuevo yo que os iré contando por aquí es precisamente eso: trabajar nuestra línea de pensamientos para convertirnos en una versión mejorada de nostoros mismos, atraer todo lo bueno, afrontar mucho mejor cualquier obstáculo y, en definitiva, vernos a nosotros mismos y a la vida en general mucho mejor. Conclusión: ser más feliz.

Esto no es nuevo, siempre he visto como el poder del pensamiento consigue cualquier cosa. Por ejemplo, seguro que todos tenéis un amigo o una amiga que quizá no destaque por su físico, por su inteligencia, por su valía... Pero él o ella se lo cree de tal manera que hace que todo el mundo lo crea así.
Si sales una noche pensando que eres un pibón, todo el mundo te verá como tal. Si vas a una entrevista desprendiendo por cada poro de tu piel que eres lo que ellos necesitan, así lo creerán.

Esto es, de forma muy simplificada, lo que el poder del pensamiento puede hacer por nosotros. Claro está, no es fácil. O sí. Solo hay que creerlo y trabajarlo como de un músculo se tratase. Seguro que estas personas, han sido educadas desde su más tierna infancia pensando que son lo mejor del mundo, mientras que otros por nuestras experiencias o nuestra educación siempre hemos sido más cautos, más negativos, menos seguros y con más miedos. Y esto, sin duda,  se ve reflejado en todas nuestras decisiones y etapas de la vida.

¿CÓMO MEJORAR NUESTRA LÍNEA DE PENSAMIENTOS?
Yo os cuento mi plan que es en lo que estoy trabajando. Pensad en vuestro subconsciente como un jardín en el que hay que sembrar con semillas buenas y positivas para que echen raíces y cuando nazcan a modo de pensamiento estos sean así.


  • Leed mucho y libros adecuados. Os prepararé una bibliografía cuando volvamos a tocar este tema.
  • Hacer deporte. Si os sentís bien y orgullosos, vuestra línea de pensamiento se conducirá a un terreno más amable y positivo que no conseguiríamos si nos sintiéramos culpables por haber comido demasiado o haber vuelto a faltar al gimnasio un día más.
  • Encuentra tu momento. Ahora mismo el mío es mientras practico Yoga, mientras veo como despierta el día. Al final, en la postura de Savasana que es estar tumbado en el suelo, visualizo lo que quiero para ese día que comienza. A mi también me ayuda caminar mucho. 
  • Pensar en el aquí y ahora y recordar siempre esto: depresión = exceso de pasado; ansiedad = exceso de futuro. Si controlamos el pensar en hoy, tendremos un gran éxito en nuestros pensamientos.
  • Rodearte de personas que sumen, no que resten.
  • Empezar y terminar el día con pensamientos positivos. Yo, por la noche visualizo mi vida tal y como quiero que sea. Lo he hecho siempre para atraer el sueño y al final, lo que atraes es tu sueño haciéndose realidad.
Para recordar esto he creado este descargable para que lo pongáis, como yo, de fondo de escritorio y recordar que SOMOS LOS DUEÑOS DE NUESTROS PROSPEROS Y SALUDABLES PENSAMIENTOS.

Enjoy!

-Be.


miércoles, 13 de enero de 2016
#YoguiWannabe

#YoguiWannabe

miércoles, 13 de enero de 2016

Como os comentaba en mi post de vuelta, esta etapa de mi vida y de mi blog trata de incorporar cambios para vivir mejor, ser más feliz y quererme más y mejor.
Pues bien, hoy os voy a contar uno de esos cambios que estoy incorporando en mi rutina. Ya sabéis que algunos son cambios de acción y manera de realizar las cosas, otros de pensamiento, otros para mejorar la manera en que vivo... Pero al final, lo iréis viendo, todos se relacionan entre sí.

Como os he contado en tras ocasiones, soy freelance y mi lucha por la productividad diaria y por acabar con la procrastinación es basicamente eterna. Me cuesta madrugar, si. Pero si tengo una obligación lo hago y punto, pero lo que más me cuesta es despertarme. Recuerdo épocas en la redacción en las que entraba a las 9 y no empezaba a funcionar hasta las 12. ¡Hola ex-jefa! ¿Has visto que productiva era en el resto de horas? Mareo mucho la perdiz, me cuesta coger el ritmo de trabajo y hasta que no lo hago, me distraigo con facilidad. Eso sí. Una vez superada esta barrera, voy como un tiro. Lo malo es, que en épocas flojitas mentalmente o desmotivadas, o yo qué sé por qué, esa barrera tarda más en atravesarse o incluso puede pasar un día en el que he estado sentada delante del ordenador sin hacer nada. NA-DA. ¿Cómo? Ya os contaré como hubo un tiempo en el que esa barrera no quería levantarse y supuso el caos más absoluto...

¿Cómo estoy superando esto? Con el Yoga. No sabía que eso pasaría, pero sí que ha sido el beneficio más inmediato. Desde hace dos semanas practico Yoga todas las mañanas y me encanta.
He de decir que para esto cuento con una ayuda de excepción / el mejor profesor del mundo, porque por mi cuenta aprender esta disciplina no sería posible.

Primero me leí el libro de Yoga para estar en forma que es con el que había aprendido mi superprofe y tuvimos que comprar en Amazon ya que está descatalogado. Es de Baron Baptise y en él explica todos los beneficios de esta práctica tantos físicos como mentales y cómo incorporarla a tu día a día. Además de como realizar cada asana de una manera correcta también desde un punto de vista físico, mental y espiritual. Como unir cada asana formando series y hacer de esto algo dinámico.

Nos levantamos a las 8 y en el salón de cara a la ventana vamos viendo como amanece. Lo primero que aprendes con Yoga es que el 'no puedo' está prohibido (y creo que soy la reina del 'no puedo'). Puedes, lo harás y cada día te superarás un poco más. Y eso sencillamente es así y se extrapola a tu vida en general.

De momento hacemos unos cuantos saludos al sol y la serie del guerrero pero ya mi cuerpo y mi mente quieren más. Es mi momento, es nuestro momento. Cuando acabamos con la relajación en el suelo tumbados, aprovecho para hacer unas cuantas afirmaciones y pensando en lo bien que se va a dar el día que está empezando. Es, sencillamente genial.

¿Qué ha cambiado ya en mí? Estoy madrugando y con alegría, me activa, me pone la pila, de buen humor, me siento mejor y quizá un pelín más ligera y además, gracias a la costumbre de hacer Yoga cada mañana he podido encontrar el momento de hacer deporte e incorporar nuevos ejercicios a esta hora del día, algo que para mí antes era imposible.

¿Es o no es ya un logro en toda regla?

Después un desayuno acorde que me tiene loca de lo rico, sano y energético que es y del que os hablaré otro día. Y casi voy sola al ordenador a darle a la tecla sin remolonear. ¡Milagro! Os dejo unas fotos de como es nuestra sala yoquica. No es una foto pinterest pero para mí es la mejor del mundo. Probarlo. Os cambiara la vida o la manera de verla...




domingo, 10 de enero de 2016
Bowie

Bowie

domingo, 10 de enero de 2016

David Bowie. (8/1/1974 - 10/1/2016). Watercolor
lunes, 4 de enero de 2016
I'm back!

I'm back!

lunes, 4 de enero de 2016


Si, he vuelto. Una vez más. No ha sido la primera vez que abandono el blog unos meses pero si espero que sea la última... Pero ¿por qué volver? Está claro que la burbuja de los blogs explotó, ya casi nadie abre blogs o reabre como es el caso. Es la era de instagram, de snapchat, de periscope... Y de cosas que cada día me hacen sentir más vieja XD y no sé ni como se usan.