El poder de las horquillas

martes, 7 de abril de 2015

A veces somos un poco como las horquillas, no es que nos perdamos, es que nos gusta desaparecer... A la gente le da mucha rabia porque cuenta con la horquilla justo en ese momento tan fundamental en su vida, cuando nunca se había acordado de ella, va a buscarla donde se supone que debe estar y ¡pluf! No está. Se ha esfumado como por arte de magia...

Las horquillas por mucho que te salven de ese imprevisto tan importante, tienen el mismo derecho a desaparecer y hacer las cosas que las horquillas hacen cuando desaparecen. Lo bueno que tienen las horquillas es que siempre vuelven, aparecen otra vez y te solucionan la vida una vez más. Por eso hay que perdonarlas cuando quieren dejar de estar disponibles y tomarse unas mini vacaciones.


-Be.



PD: Si os gusta la imagen, tambíen podéis usarla como fondo de escritorio en vuestro ordenador.

5 comentarios

  1. Me ha encantado la comparación, nunca se me hubiera ocurrido pensarlo... :D

    ResponderEliminar
  2. genial comparación, cuanta razón tienes, hasta hace no mucho yo era una horquilla bien guardadita que siempre se encontraba, ahora despues de tanto uso, empiezo a perderme algo más a menudo

    ResponderEliminar
  3. goedkope nike air max kopen Ik ben het goedkope nike air max kopen gras, goedkoop, je me meer te geven, wil ik je goedkope nike air max kopen vermoorden. Klemde zijn kont schreeuwend kind, je durft goedkope nike air max kopen om me te schoppen. De man vervolgens geschopt op de goedkope en zei toen tegen mij vierhonderd. goedkope knikte goedkope nike air max kopen een goedkopen nike air max 90 moment met me om geld terug te trekken.

    ResponderEliminar