Distancia

viernes, 13 de junio de 2014


Buenos días, ¡ya es viernes! Ultimamente el tiempo se me está pasando volando, casi ya ha pasado medio junio y hace dos días estábamos en marzo, ¡qué vértigo! Siento no haber actualizado el miércoles, pero tenía mucho qué hacer atrasado y un examen que ¡he aprobado! ¡Yupi!

El otro día en instagram encontré un párrafo que me gustó mucho, sobre todo porque plasmó en palabras lo que yo llevo pensando desde mi mudanza, es del Sr. Zeta que es todo un poeta y un virtuoso de la palabra - y mucho más desde que está enamorado ;) - Decía lo siguiente:

"A veces pienso que ojalá no hubiese distancia física entre personas, ni entre sentimientos. Aunque sé que la distancia sólo son kilómetros y que los kilómetros sólo son un número, y que por muchos números que haya entre personas, lo que importa, es saber que están ahí siempre."

Amén. Apenas puedo añadir mucho más. Cuando me mudé uno de mis mayores miedos era perder el contacto con la gente, con mi gente, no seguir ahí para ellos o que ellos no siguieran ahí para mí... Pero al final, la distancia no es más que un número.

Estoy más cerca de algunas personas aquí ahora que estoy más lejos que cuando vivíamos más cerca. Tu persona más cercana puede vivir a cientos de kilómetros y en cambio ser para ti un pilar imprescindible. 

Es una paradoja porque puede pasar lo contrario, porque la distancia no son kilómetros. La distancia es tan efímera que puedes estar muy cerca de una persona en diferentes ciudades y muy lejos de otra con la que compartes habitación.

La distancia no son kilómetros, ni horas de vuelo. La distancia está en nuestro corazón y en nuestra mente. Y al final los que importan de verdad son los que estarán ahí de verdad para ti cuando más lo necesites.

Y si no, siempre podemos coger un vuelo y decir ¡voy a verte!


Good morning, It's Friday! Lately the time is flying! It's almost mid June and two days ago we were in March, what madness! Sorry I have not updated on Wednesday, but was delayed a lot to do and a test that I passed! Yay!

The other day in instagram I found a paragraph that I really liked, especially as embodied in words what I've been thinking since my move, Sr. Zeta is it's all a poet and a master of the word - and more since he is in love ;) - it said the following:

"Sometimes I wish I did not have physical distance between people, or between feelings. Though I know that the distance are just kilometers and kilometers are just a number, and that many numbers there are between people, what matters is knowing they are there forever. "

Amen. I can hardly add much. When I moved one of my biggest fears was losing touch with the people, my people, no longer there for them or that they do not continue there for me... But in the end, the distance is just a number.

I'm closer to some people here now that I'm farther than when we lived closer. Your nearest person can live hundreds of miles away and instead be an essential pillar for you.

It is a paradox that the opposite may happen, because the distance is not miles. The distance is so ephemeral that can be very close to a person in different cities and far from the other room you share.

The distance is not kilometers, or hours of flight. The distance is in our hearts and in our minds. And in the end that really matter are the ones that really be there for you when you need it.

And if not, we can always catch a flight and say I'll see you!

¿Estáis conmigo en esto de que la distancia es relativa? ¿Tenéis grandes amistades, familiares o amores a mil kilómetros de distancia? Me encantaría conocer vuestras historias.

Be.


PD: Esta tarde partido, ironías de la vida España - Holanda. Va a ser una noche interesante.

8 comentarios

  1. =____) Yo llevo viviendo lejos de casi toda mi familia y amigos muchos años y sé perfectamente de lo que hablas. <3

    ResponderEliminar
  2. Uy! Yo soy tu chica, jajaja. Vivo a casi 1.000km de mis padres. Mis mejores amigos viven a 400, 900, 1.000, 1.300, 1.900, 9.800 y 10.500 km. Y, como bien dices, los tengo cerca a todos.

    No te niego que muchas veces echo en falta el ir a tomar algo con alguno de ellos, que me den un abrazo o una colleja, pero benditos sean el email, el skype y el siempre presente whatsapp :P

    Un besote y esta tarde a animar a la Roja!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Ironías!!
    ¡No te nos vuelvas holandesa antes de tiempo y no le pongas h a todo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uaaaaaaa!! what a "jorror"!!!!

      gracias!

      Eliminar
  4. Que me vas a decir a mi princesa…adoro tu habitación. Un besito

    ResponderEliminar
  5. suscribo todo lo que dices! desde hace 8 años vivo lejos de mi familia, y mis amigos están repartidos por toda la geografía española, incluso mi chico, que ahora estamos a 800km pero hemos estado a más, y con él, la distancia incluso nos ha hecho más fuertes y querernos más (que ñoña me pongo) . Las distancias son relativas!!!

    ResponderEliminar
  6. Ay, Beth! Qué post tan bonito! Y las fotos preciosas. Mi marido se fue esta semana fuera a trabajar y me ha llegado cada palabra que escribes. Un abrazo!

    ResponderEliminar