Una máquina del tiempo

lunes, 17 de marzo de 2014

"Ten cuidado con tus palabras, una vez dichas pueden ser perdonadas pero no olvidadas"

"Ella era una chica que sabía cómo estar feliz incluso cuando estaba triste. Y eso es importante" 

"No estaba amargada. Estaba triste. Por suerte era un tipo de tristeza, el tipo de tristeza que solo requiere tiempo".


Pocas veces en la vida he querido una máquina del tiempo. Soy más del lema de los errores nos convierten en lo que somos, los errores nos ayudan a aprender o arepiéntete de lo que hagas, no de lo que no hagas.

Pero siempre hay excepciones. Recuerdo una vez de pequeña-adolescente lié una muy, muy, muy mala y mis padres se enfadaron conmigo muchísimo. En ese momento deseé con todas mis fuerzas tener una maquina del tiempo para volver al preciso momento en el que por una tontería decidí poner las cosas feas.
Mis padres no estaban solo enfadados, estaban dolidos, decepcionados y desilusionados. ¿No es ese el peor sentimiento que puede tener alguien que quieras hacia ti? Por eso creo que es de los motivos en los que la máquina del tiempo está justificada. Nada vale la pena tanto para despertar esos sentimientos en otra persona.

Pues más o menos, salvando distancias, es lo que me acaba de pasar en estos días. Solo que desgraciadamente no tengo esa máquina del tiempo para deshacer mis palabras. Solo tengo mi blog en el que ya sabéis que me desahogo y para mi es una terapia tranquilizadora. Sin gritos, sin llantos, sin nudos en la garganta, sin palabras en la cabeza que luego nunca pueden salir.

Es increíble como todo está bien y en un segundo se puede desmoronar tu mundo entero. Es increíble como un cúmulo de circunstancias inusuales te pueden hacer cosas de las que te arrepientes. Es increíble como personas que te ven débil (cuando en el fondo no lo eres) te llenan la cabeza con cosas para que hagas cosas que no necesitas, que tu estás bien como estás. Pero las haces y todo se desmorona.

¿Qué se puede hacer en estos casos? Ajá, si lo supiéramos no habría grandes libros, películas y canciones. Y no habría posts de chicas que siguen siendo niñas intentando ordenar sus ideas en la cama delante de su ordenador.

Y es que en la vida todo error tiene su lección detrás para que aprendas y sigas adelante y no lo vuelvas a cometer. En este caso sin duda es que en la vida en general hay que dejar de pensar en lo que no tienes y valorar lo que tienes.

Siento este post, menos soñador que otras veces pero así es la vida. Te pasas la vida soñando sin disfrutar de lo que puedes estar viviendo.

B.



8 comentarios

  1. Bea, espero que estés bien, me has dejado preocupada, muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  2. Guapi! Seguro que todo pasa antes de lo que crees. Si mientras tanto necesitas un semi-desconocido para que te haga las veces de psicólogo argentino, aquí estoy para lo que quieras.

    Un beso gordo y ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Pedir perdón, desde el corazón, puede funcionar. Pero, sobretodo, perdónate a ti misma. Y a seguir aprendiendo. Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar