viernes, 31 de enero de 2014
Look of the day: cuadros , jeans y tacones

Look of the day: cuadros , jeans y tacones

viernes, 31 de enero de 2014


Copiar, copiar, copiar. Me apetece mucho que llegue el calorcito y el entretiempo para lucir este conjunto que mezcla masculinidad con feminismo puro a golpe de tacón.

Queda genial y lo mejor es que lo podemos conseguir con prendas que ya tenemos en nuestro armario: pantalones vaqueros superajustados, camisa de cuadros (metidita por dentro) y unos zapatos de salón negros con tacón alto.

Me encanta la dualidad del estilismo y lo sexy que es. ¿Os gusta?

-Be.

miércoles, 29 de enero de 2014
Calendario febrero 2014, enjoy!

Calendario febrero 2014, enjoy!

miércoles, 29 de enero de 2014

 
Ya tenéis el calendario de febrero disponible para que adorne vuestro fondo de pantalla. ;)






lunes, 27 de enero de 2014
All you need is Pug

All you need is Pug

lunes, 27 de enero de 2014

Seguro que todos vosotros conocéis a Napoleón, el perrito carlino que me acompaña a todas partes y que desde hace poco también está conmigo en la cabecera del blog.

Él es mi partner in crime, mi mejor amigo y mi compi inseperable. Desde que está en mi vida hace ya más de tres años, me hace feliz cada día. Al final él siempre está de mi lado y alegra mis días más grises. Da igual lo caca que haya sido el día que el lo mejora sin duda. Basta que haga alguna de las suyas y que le apachurre un poco y todos los males son menos males.

Napoleón, Napi, Nap, Popito, Popi, Papoleón, Bolita, Croqueta, Cinamon Roll, Papunzer, Hamburger face, Perricerdo... da igual como le llamemos que él esta ahí siempre. Y es que estar con él es toda una terapia. Es la Popitoterapia, con él, eres feliz al instante. Es así. 9 de cada 10 amantes de los animales lo avalan.

El caso es que si eres amante de los peludos en general y de los carlinos en particular, Napoleón te va a encantar. Así que he decidido no quedarme para mi sola este buen rollo que y alegría que te produce ver a esta bolita de pelos y arrugas y compartirlo con vosotros.
Y aunque él estaría encantado de conoceros y dejarse mimar por todo el mundo, en realidad es algo difícil, lo que he hecho es crearle su propia cuenta de instagram: @napoleonpug. En ella puedes ver su día a día. También, he incorporado una pestaña nueva, en la parte superior del blog en la que podéis revisar todas sus fotos. Y por aquí, os iré contando sus aventurillas.


Besos y lametones,
-Be y Napi.

miércoles, 15 de enero de 2014
En mi país de Nunca Jamas

En mi país de Nunca Jamas

miércoles, 15 de enero de 2014
 Os pongo en situación: el pasado 1 de enero, día de año nuevo (que ya sabéis que no me gusta especialmente), resaca paca, tirada en el sofá...
Bip bip, bip bip. Un whatsup en el grupo con mis amiguis. Con un enlace a un test que nos va a calcular nuestra edad mental.
Estoy aburrida.. ok, vamos a ver qué pasa... El programita en cuestión advierte: normalmente las personas tienen 5 años por encima a su edad real. Ok, yo me conozco y le digo: permíteme que lo dude..
Total, preguntas normales, respuestas normales, enviar.
-Calculando edad mental-

Y mi sorpresa llega cuando me dice que tengo... ¡¡¡¡¡19 AÑOS!!!!! ¡19 p**** años! ¿Qué broma es esta? Vale que los 19 fueron la leche y vale que siempre he tenido un poquito de síndrome de Peter Pan pero, 19???¿ Me he quedado retarder?



Es decir, sé que en algunos aspectos de mi vida no soy muy madura, de hecho soy consciente que manejo mal según que situaciones...
Pero es que me estás diciendo que me quedé en la edad en la que tuve mi primer novio y la relación fue nefasta, en la que no sabía que hacer con mi vida, en la que la la carrera era una nueva etapa divertida no una oportunidad de futuro, en la que esperaba que llegara el viernes como agua de mayo... Vale, aceptamos barco...

Quizá no es que tengamos miedo a crecer, quizá es que no sepamos como hacerlo. Porque no creo que sea la misma persona que la que era con 19 años aunque si sé que en algunos aspectos sí soy igual de vulnerable... 
Ya sabéis que soy muy de refranes y hay uno que viene muy al pelo: "No dejamos de jugar porque dejamos de ser niños. Dejamos de ser niños porque dejamos de jugar". 
Y yo me pregunto ¿es que sigo jugando? Porque a veces el juego no es divertido en absoluto...


He de admitir que mi cuento favorito de siempre es Peter Pan. Cada noche me escapaba a la isla de Nunca Jamás. No soñaba con que iba. Iba de verdad.
Porque señores, y esto se merece un capítulo aparte, mis sueños tienen un guión que no las películas de Steven Spielgberg. Sueño tanto por las noches que acabo agotada. Y sí, a veces me gustaría sñar un poquito menos...

El caso es las noches de mi infancia las pasé la mitad en Nunca Jamás y la otra mitad en un tren que me recogiá en mi ventana y viajaba por el cielo y era megadivertido...
Sí, dar gracias que en el test salió que tenía 19 y no 9...

Tanto me gustaba esta isla para refugiarme que escondí las coordenadas para saber de llegar de mayor, en un sobre con un poco de polvo de hadas (léase purpurina) para poder  volar hasta allí. Ya sabéis, la segunda estrella que más brilla a la derecha y directa hasta el amanecer...


Creo que de tanto refugiarme en mi pequeño Nunca Jamás particular de pequeña, ahora de mayor una parte de mí sigue aún allí. Y sí, quizá sea ese miedo a sufrir, a perder las cosas que me hacen feliz, a que me hagan daño el que me hace que vuele allí cada noche y me permita seguir siendo una niña... ¿Quién sabe?


sábado, 4 de enero de 2014
Empezando con buen pie...

Empezando con buen pie...

sábado, 4 de enero de 2014


Hola a todos, ¿qué tal habéis comenzado el año? Yo, pichí pichá, la verdad es que no me he roto nada ni he vuelto a perder el teléfono como el último fin de semana del 2013, pero, no sé... cosas que te trastocan. Y yo, que ya debo estar haciéndome mayor, no estoy yo para montañas rusas...

En fin, que he estado pensando y aunque no soy yo muy de Nochevieja, Año Nuevo o Propósitos, (no me gustan, me ponen triste, siempre ha sido así...), este año voy a hacer una excepción. Y aunque no soy de propósitos, sí que soy de listas, así que si plasmo lo que quiero cumplir este año por escrito (o por dibujo), tengo la obligación de cumplirlo. Porque lo que está en tu lista, amiga, es sagrado...

No son propósitos del 2014 en realidad, pues ya llevaban un tiempo en mi lista, pero sí va a ser en el 2014 (y espero que más pronto que tarde) cuando los voy a llevar a cabo. Por si no se leen bien en la foto, allá van:

1. Llevar a cabo mi sueño y trabajar mucho en él. Llevo varios años con algo rondando en la cabeza, que siempre pasa de encabezar mi lista a ser adelantado por otras tareas. Ya no va a pasar más. Promise!

2. Hacer deporte. Me da mucha envidia la gente que sale a correr o a patinar. Aunque yo me doy mi horita de paseo con Napoleón por el Retiro, creo que no es suficiente. Cuando estuve con el entrenador personal a principios de verano, me sentía muy bien. Así que por mi mente y mi cuerpo, creo que voy a apuntarme a pilates o zumba o ultrabodypumpfitness o lo que sea...

3. Cuidar de mi corazón. Está claro, nuestro corazón es solo nuestro y solo nosotros sabemos como es y como está y qué le hace sufrir y qué le pone contento. El mío ha tenido mucho jaleo en los últimos tiempos. Se volvió de piedra, se derritió, se quedó helado sin querer... Y creo que tengo que cuidarlo más y cumplir esas normas que todos tenemos aunque a veces nos cueste.

4. Cocinar más. Bueno, cocinar algo y cuidar mi alimentación. Volver a disfrutar haciendo platos divertidos. Aunque nunca me ha gustado cocinar solo para mí, tendré que acostumbrarme.

5. Proteger mi sueño. Me encanta dormir, y cuando no lo hago, todo va mal. Siempre he dormido muy bien, no llego a apoyar la oreja y ya estoy profundamente dormida. Desde el diciembre del 2012 mi sueño se ha visto perjudicado por cambios de casa, cama, problemas de salud, nervios, preocupaciones, etc. Quiero recuperarlo y estoy en ello. Es una tontería pero es importante para mí... Si duermo bien, es que todo está bien.

6. En 2013 he perdido dos veces el móvil, las redes sociales me han dado algún disgusto, me ha trastocado mi sueño (ver punto 5) y he pasado rachas de bastante dependencia, lo admito. Hasta aquí hemos llegado. Escribo esto y no sé ni donde tengo el teléfono y espero que así siga siendo, así que más música, ahora no me hace falta sacar el tlf pues me han regalado un fantástico Ipod! y más libros. Y las redes sociales controladas por favor. 

7. Y por último, pero no menos importante: mejorar este blog. Cuidarlo, mimarlo... Tengo ideas interesantes relacionadas con el punto 1, así que ¡a por ellos, oeeeee!

Ale, ya lo he escrito, y lo escrito está grabado a fuego. Os iré contando como va la evolución de todo...
¿Vosotras tenéis propósitos de año nuevo? ¿Me los contáis?

-Be.