La loca de los pelos

jueves, 19 de diciembre de 2013
Está claro que las mujeres estamos locas, es un hecho, y yo tengo muy mucho de locura. Loca buena que conste y divertida, pero loca...
El caso que un síntoma de esta locura de la fémina es el querer siempre lo que no tenemos, es así. O conseguir algo que queríamos mucho y cuando lo conseguimos, ya no lo queremos... Locas.

Pues claro, a mi me pasa esto. En otros aspectos de la vida quizá no tanto pero con el pelo... El pelo me trae loca y yo a él. Soy una inconformista capilar, ¡qué se le va a hacer! Que lo tienes largo, lo quieres corto, cuando lo tienes corto, lo quieres largo y así... Seguro que os suena, ¿verdad?

El caso que me pasé todo el año pasado queriéndolo largo, no mucho, al estilo setentero con flequillo. 

Algo así.


Y cuándo lo consigo (salvando las diferencias con la modelo, claro...) No sin mucho esfuerzo y ayudita. Me da el venazo y me lo corto, eso sí, yo soy muy de venazos. La paciencia es algo que no conozco y el pensarme mucho las cosas tampoco, que da dolor de cabeza... 

El problema es que no me gustó nada nada pero nada como me lo dejaron. Yo quería una cosa y me dejaron fatal, no me pasaba que me encontraba tan mal desde mi época de complejos máximos. No había apaño posible y estaba todos los días en coleta.

El caso es que me habían capeado muchísimo y casi no tenía pelo. Así que un día, ni corta ni perezosa, me dió el venazp (si, otro venazo) y me corte la coletilla para quitar la capa más larga. Me gustó el resultado porque estaba todo más igualadito y ya decidía igualarlo todo por la capa más corta... Olé yo.

Y más o menos es así:


Solo que aún más corto. ¿Querías un cambio? Pues toma, 20 centímetros menos de pelo. 
Ahora estoy más contenta porque me veo más yo, más mi estilo que esas capas del infierno. Peeeero aún me queda acostumbrarme.

¿Soy la única peliloca? Por favor, contadme vuestros deslices con la tijera que no me sienta tan bicho raro, ¿qué os han hecho las peluqueras de manos largas?

-Be.

4 comentarios

  1. Aquí otra presente, con el pelo sorprendentemente largo.

    Nunca lo había tenido tan largo porque siempre terminaba cortándomelo antes. Pero ahora aquí estoy, con melenaza irreconocible y por ahora sin ningún atisbo de arrebate.

    A ver cómo empezamos el nuevo año...


    Besos!!


    P.D.: Me encanta tu nuevo corte de pelo, es muy tú, y muy yo ;)

    ResponderEliminar
  2. No eres la única... yo creo que he llevado todos los cortes, colores e inventos posibles en este pelillo de rata que tengo... de hecho el sábado pasado me corté yo sola algo a lo que nadie puede llamar "flequillo", y es que yo, tampoco pienso demasiado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me pasa exactamente lo mismo! :)
    Que lo tengo largo... pues lo quiero corto. Si lo tengo corto.. lo quiero largo.... inconformista! jajaja
    Eso si, yo no soy tan valiente como tu. A mi nada de venazos, lo que me cuesta pensarme los cambios de look...

    Besitos!

    ResponderEliminar