Beth Sans Peur

martes, 8 de octubre de 2013

Ya os he contado alguna vez que Beth Février es mi alter ego, una personalidad que creé para atreverme a hacer todo lo que como Beatriz Caballero no me atrevía. Y en su día, una de esas cosas era escribir un blog.
Bien pues bien me podía haber puesto el nombre de Beth Sans Peur, como mi colega franchute Jean Sans Peur (o Juan SinMiedo para los amigos), porque así con mi alter ego podría haber evitado pasar muchos de los miedos que estoy pasando ultimamente.

Una de las cosas que tiene hacerse mayor es que empiezas a temer más por todo, están los miedos de siempre como el de la oscuridad que os contaba el otro día o las tormentas por la noche y que no hacen daño. Y están los miedos de las cosas a las que damos muchas vueltas, de nuestros actos, las consecuencias... Y esos son nuevos y con los que yo quiero acabar.

Este finde he pasado mucho miedo y no quiero volver a pasarlo, o no más de lo justo y necesario. Así que me voy a convertir en Bea SinMiedo, sin alter egos ni nada. 
Dicen que no se puede ser valiente si no se tiene miedo, porque ser valiente es justamente superar lo que te da miedo y no permitir que te bloquee.

Para auto animarme hice esta lámina, que en real es mucho más bonita y espero que os anime a todas las que en alguna ocasión tenéis miedito:


Aquí están mis miedos más frecuentes, los tontos y los serios. ¿A qué tenéis miedo vosotras?

Be.




5 comentarios

  1. Yo como madre, siempre estoy como una loca psicópata imaginando terribles desgracias que les puedan suceder a mis hijos.... ais. Esos son mis miedos.

    ResponderEliminar
  2. Pues me pillas en época de superación también porque el jueves tengo hora para hacerme un tatuaje.

    Hace cuatro años cuando cambié radicalmente el rumbo de mi vida me dije que me iba a hacer uno para recordarme que debo ser más valiente y no dejar llevarme por la corriente si sé que el puerto final no me gusta. Y qué mejor que hacer algo loco, que además duele y se va a quedar ahí para siempre jamás. Desde entonces, he tardado cuatro años en decidir qué y dónde me quiero hacer, pero llegó el gran día y ahora hasta tengo pesadillas pensando en que no me va a gustar el resultado. Pero como está casi hecho y ya he pagado los 20€ de fianza... ale, toca ser valiente ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. que buena terapia! para ti y para las que te leemos!! GRACIAS!! Cada vez que publicas un post, me pongo loca a leerlo porque me siento muy muy identificada con todo lo que te pasa y cuentas. De mis mayores miedos es que les pase algo a mi familia y amigos y sentirme sola, pero seremos valientes! :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias bea!nos encanta cuando escribes deberías hacerlo con más frecuencia!Todos tenemos miedo, y ese miedo de mayores llega para avisarnos que ya no somos esas niñas de antes!:)

    ResponderEliminar