⚓ Veranos como los de antes ⚓

jueves, 18 de julio de 2013


Admitámoslo, nos pasamos el año deseando que llegue el verano. Lo deseamos tanto que nos preparamos muy, mucho. Y si no que se los digan a los de Gandia Shore y demás musculitos que su fin es lucir cuerpo y moreno en la playa... En fin que me voy del tema...

Nos pasamos deseando que llegue el verano, para que sea como ESE verano, como los veranos de cuando éramos pequeños que parecían hasta interminables, y es que en verano somos más libres y felices pero también nos volvemos más nostálgicos. Por que en el fondo, aunque sea la mejor época del año, nunca serán los veranos como los de antes.

Los veranos de bajarte a la calle después de cenar, de llorar a la vuelta de vacaciones, de tener amores platónicos, de darte leches con la bici, de no importarte nunca el mañana. Eso es lo mejor de todo. Nunca se acababa, no había vueltas a la rutina ni madrugones al doblar la esquina (o eso nos creíamos).

Así que ¿porqué no rescatar un poquito de los veranos que tan felices nos hacían? Como, por ejemplo, ir a una playa de piedras y ponerte las sandalias de plástico esas que aborrecías de pequeño. Porque ¿son o no el calzado del verano?
Yo seguiré usando sandalias de niña pequeña, pidiendo el helado con forma de sandía (aunque se hayan propuesto erradicar todos los puestos de Kalise de mi barrio), bajando a la calle después de cenar y acostarme con el pelo mojado.

De momento está siendo un buen verano, aunque deseando tener más vacaciones y más días de no hacer nada, seguro que lo recordaré. Y nada, cuando acabe tocará escuchar Summertime Sadness en bucle...

-Be ⚓


5 comentarios

  1. Pues sí, coincido con tu punto de vista! Los veranos de antes eran geniales. Tenian una mágia que por mucho que quieras, ahora no los tienen. Y parecían eteeeeernos!
    Ahora, bueno. Está genial también. Antes me divería jugando en un camping y ahora... Tiro para las discotecas. Aunque prefiero la primera todavía! Jajajaja
    Enfin. Sea como sea, a disfrutar. Muaaa! :)

    ResponderEliminar
  2. Justo ayer recordaba con mi novio los veranos de infancia, los recuerdo con muchísimo cariño porque veraneábamos en un camping, nos pasábamos las 24 horas del día en la calle, en bañador y en bici, corriendo de un sitio para otro. Qué felicidad aquella!!!! Y las chanclas!! he visto que se han puesto de moda y las quiero pero yaaa! yo tenía unas de Xuxa con purpurina que eran lo más y me hacían saltar más alto ;-)

    ResponderEliminar
  3. Ningún verano volverá a ser como ESE verano... por mucho que lo esperemos (que yo ya ni lo espero porque esta calor en Valencia es insoportable).

    Besos!!

    ResponderEliminar